Tapices de pared

Tapiz mandala para pared Hamsa

Los tapices ya existían en el Antiguo Egipto y la Antigua Mesopotamia, eran símbolos de estatus, utilizados para decorar galerías funerarias, estas se llamaban «hipogeos». En la Edad Media se empezaron a utilizar a modo decorativo y dar belleza las paredes de Palacios, Castillos, Iglesias…

Siéntete protegido y arropado en tu hogar poniendo un tapiz de la mano de Fátima como decoración de interior, traerán calidez, protección y abundancia a tu casa.

Muchos tapices son confeccionados a mano, esto traerá un toque artesanal, algo que está muy valorado, el tapiz de la mano de Fátima expresará la artesanía a través de tus paredes.

Colocar un tapiz mandala no lleva casi trabajo y luego el mantenimiento es poco, quítales el polvo de vez en cuando para conservarlo como recién comprado y lávalo solo cuando sea necesario de verdad, es importante mirar si el fabricante ofrece indicaciones sobre como hacerlo para que no se dañe.

Puedes usar algunos como toalla grande para ir a la playa, también puedes gastarlos para cubrir un sofá o la cama. Muchos son multiusos.

Para que poner un tapiz de pared

Refresca la decoración de una habitación con una tapiz, puedes usar un tapiz lleno de color o uno monocromático, a tu preferencia, lo que más le pegue a la decoración de tu casa. Un tapiz es una obra de arte elaborada en tejidos, representando imágenes, figuras, formas geométricas, mandalas, símbolos etc., como si fuera un cuadro, de hecho podrías enmarcar un tapiz de tela para colgarlo.

Ventajas de colocar un tapiz colgante

  • Decoran cualquier habitación.
  • Son movibles.
  • Transmite buenas vibraciones.
  • Añaden personalidad a la estancia.
  • Dan calidez a los ambientes.
  • Hay muchos tapices para que puedas encontrar el perfecto.
  • Puedes usarlo para tu rincón de meditación.
  • Aportan estilo, color y originalidad.
  • Fáciles de combinar con la decoración.
  • Puedes colocarlos en casa, tienda, oficina, negocio, etc.

¿Cómo elijo un tapiz?

6 puntos a tener en cuenta a la hora de elegir un tapiz colgante

  • El tamaño

Según donde lo quieras colocar, hay tapices que ofrecen la posibilidad de adquirirlos en varias medidas.

  • Diseño

A tu elección. Los hay con fondo liso y el dibujo de la mano, con mandala de fondo, abstractos o sencillos.

  • Tipo de tejido

Si la habitación donde estará va a necesitar de un mantenimiento muy frecuente intenta elegir uno que no sea muy delicado para lavarlo a maquina o que admita limpieza con vapor (si es tu caso).

  • Colores

Para gustos, colores. Coloridos o monocromáticos, lo que te guste y según donde lo quieras colocar.

  • Sistema que quieres aplicar en el colgado

Si el tapiz pesa mucho y no quieres agujerear la la pared no deberías comprarlo. Busca uno ligero para poder pegarlo con velcro adhesivo. Otra opción es pegar pinzas de la ropa o similar en la pared con cinta adhesiva, así poder fijar el tapiz sin agujerear la pared.

  • Precio del tapiz

Pagar de 15 a 30 € es lo normal, es el precio que suelen tener los tapices para pared. Puedes encontrártelos más caros, seguramente serán hechos a mano y de algún autor. Pagarás por piezas más genéricas o exclusivas, depende de tu bolsillo.

¿CUAL VAS A ELEGIR? 😉